Iniciativas Yunus

> Nuevos proyectos e Innovación > Yunus te Conecta

Novedades Yunus

“La cooperativa es un movimiento. No estás solo en este mundo”: conversación con Carolina Galea en “Yunus te conecta”

11 de agosto de 2021

“La cooperativa de trabajo es un modelo de autogestión colectiva del trabajo que es la única figura legal que existe en Chile para proteger el trabajo de manera colectiva. De verdad es una figura tremendamente interesante, tiene muchos beneficios, muchísimos”, concluye Carolina Galea, abogada y miembro de la asociación cultural sin fines de lucro Tramadas, que se rige por los principios del cooperativismo y la asociatividad, conceptos que se profundizan en esta entrevista sobre el modelo cooperativo en el sector cultural.


Esta conversación es la segunda sesión de “Yunus te Conecta”, iniciativa de la Corporación Yunus para difundir el alcance de las diferentes áreas de trabajo de la Corporación. En esta instancia, Fernanda Bisbal, encargada de nuevos proyectos e innovación de la Corporación Yunus, fue la guía de esta conversación que aborda información útil sobre la conformación de una cooperativa, sus beneficios y las razones que posicionan a este modelo como una fuerte alternativa para combatir la precarización laboral de los trabajadores y trabajadoras independientes.

Para nosotros es muy interesante la mirada que nos puedes aportar desde el mundo cultural…. Carolina, tú eres una aliada de nuestro ecosistema de las cooperativas en Yunus y todo lo que es la economía social y solidaria y te invitamos a que nos des tu mirada, que nos inspires y que, de alguna manera, esto sirva a otros, porque esta no es una forma nueva pero si una forma diferente de hacer las cosas y tiene muchos beneficios. 

Es una tarea no menor, pero también siento que todas las personas que trabajamos y que, en definitiva, nos enamoramos, por así decirlo, del modelo cooperativo, tenemos una historia que también nos inspiró… desde esa perspectiva, creo que me es totalmente grato poder compartirles un poco cómo desde “Tramadas”, porque yo pertenezco a una organización que es esta Corporación Tramadas, de la cual somos parte y en realidad fue también una entrada colectiva, así que me es muy grato poder contarles también cómo fue esa entrada, cómo llegamos al mundo cooperativo y esto también tiene que ver con nuestro acercamiento al mundo cooperativo, que partió, precisamente, por responder la pregunta de cómo aportar a la sostenibilidad de los trabajadores y las trabajadoras de la cultura, esa fue nuestra pregunta de fondo y luego ya de bastantes años trabajando en Proyecto Trama y dándole también muchas vueltas, porque uno empieza a ver, por supuesto, cómo iba avanzando el proyecto y qué cuestiones iban funcionando y qué cuestiones estaban todavía muy lejanas.  

Todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad en general, yo creo que no solamente del sector cultural, sino que en general en Chile de activar las economías locales sigue siendo un tema gigante. Creo que en base a esa pregunta fue que comenzamos a avanzar en algunos aspectos, por ejemplo, uno de los temas que nos llamaba la atención era que en el estudio que se hizo en Trama, en donde se indica la situación de los trabajadores y las trabajadoras de la cultura, un dato que nos parece interesante es que más de 60% de los agentes culturales, trabajadores y trabajadoras, participaban en agrupaciones artísticas, y las agrupaciones artísticas no son otra cosa que organizaciones colectivas. Por otro lado también, nos dábamos cuenta que, en ese mismo estudio, cuando se preguntaba acerca, por ejemplo de las capacidades que tenían para asociarse, el 90% de los encuestados respondía que tenía muchas aptitudes y que tenía desarrolladas esas habilidades para la asociatividad. 

Y por otro lugar también, tenía que ver con que más del 55% de las trabajadoras y trabajadores del sector cultural se declaran como trabajadores independientes o auto gestionados, entonces eso también nos llevó a repensar en modelos y, específicamente, también de pensar cómo se está trabajando el tema del emprendo y ese creo que fue el primer gran acercamiento a las cooperativas,  porque fue un descubrimiento de una figura que permitía el emprendimiento de una forma totalmente distinta… no en esta lógica desde el marco economista, donde se entiende que, básicamente, son organizaciones que están centradas en el capital y no en las personas, como tú decías recientemente.

Entonces, pronto también las cooperativas no solamente estaban pensadas en las personas, sino que también en puntos muy interesantes, por ejemplo, que eran figuras muy híbridas. ¿A qué me refiero híbridas? con que una cooperativa busca el bien común de sus asociados y, por un lado, puede tener fines productivos, pero además puede tener fines sociales, fines culturales, fines de investigación, los fines que pueden y que están asociados al al mismo ser de la cooperativa y dicha perspectiva resultaba entonces una figura mucho más interesante y más adecuada el sector. Creo que ese fue nuestro primer gran acercamiento y luego creo que con él también, fuimos cimentando este camino pero también más pistas que hacían que este modelo fuera más potente. 

Esto tiene que ver con lo que muchas veces, no sé si es contradicción pero sí una suerte de rechazo, con todo lo que tiene que ver con el emprendimiento. Muchas veces le cuesta al sector verse como un emprendedor, como que genera un poco como de disconfort, y desde esa perspectiva también las cooperativas trabajan bajo un marco económico distinto, que es la economía social y solidaria, cierto, que es una economía que no está solamente centrada en el producir utilidades, sino que también está centrada, por supuesto, en lo que es el bien común, el bien social.

Desde esa perspectiva, nuevamente con esta hibridez que tiene la cooperativa, esta mirada mucho más ecológica, por así decirlo, sistémica, resultaba súper coherente con los  propósitos que tienen muchas y la gran mayoría de las organizaciones artísticas, culturales, creativas, cierto, donde muchas veces sostienen, incluso,  sus proyectos, para poder, en definitiva, seguir avanzando en su laborar. Creo que ese fue, para nosotras, un descubrimiento y también el inicio de una labor que no ha terminado, por supuesto, y que no veo cómo pueda terminar, o sea, la veo eterna, porque de verdad, cuando conoces el cooperativismo, de verdad entras un mundo, y es un mundo donde, por supuesto, uno ve todo tipo de proyectos y de tipos de cooperativa y hay cosas que te hacen más sentido que otras, pero es muy interesante. Las posibilidades que tiene para nuestro sector y para cualquier sector son enormes 

Qué interesante lo que cuentas… ¿Cuánto tiempo llevan en esto? porque se me imagina que llevan mucho tiempo… ¿Cómo ven el tema del cooperativismo desde tramadas?

La verdad es que yo creo que llevamos aproximadamente seis años trabajando en temas de cooperativas. Un punto importante es que hemos trabajado desde lugares muy distintos… Primero trabajamos con esta mirada de, en el fondo, fomentar políticas públicas relacionadas al cooperativismo dentro del sector cultural, pero luego de ahí esto se fue ensanchando, entonces hemos trabajado desde distintos lugares. Tanto desde la mirada de la política pública, desde la mirada también de lo que es constituir cooperativas, ya con las cooperativas mismas, también estuvimos dentro de una cooperativa…. hemos trabajado en distintos lugares. 

Hoy día, como Tramadas, uno de nuestras nuestras áreas de trabajo importante tiene que ver con la economía solidaria, con el fomento del cooperativismo y la asociatividad, pensando también que el cooperativismo es parte de un mundo más amplio todavía, donde hay muchas, pero muchas, experiencia también súper interesantes, pero que son hermanas. Entonces es muy interesante poder conocerla y creo que eso ha sido también un un elemento o un área importante de Tramadas, también siempre fomentando y apoyando los procesos de constitución de cooperativas. 

Hemos hablado de muchos temas, pero finalmente es evidente porqué es importante el cooperativismo en la cultura ¿Cómo también lo puedes asociar a los emprendedores de otros rubros que están escuchando y que le gustaría saber más cómo también esto ha beneficiado a muchos grupos con los que trabajan ustedes? 

Creo que, en general, es una figura muy interesante en lo que tiene que ver con el fomento de economías locales. Entonces, sirve para cualquier área, en realidad. Yo creo que el punto importante de las cooperativas tiene que ver también con el empoderamiento. Es un empoderamiento de las personas en torno a lo que somos capaces de hacer, porque finalmente el reto es el reto de lo colectivo, es el cómo, entre muchos, podemos hacer cosas cada vez más grande. 

Yo creo además que el cooperativismo está ligado a esa vieja escuela del pensar la cooperativa como esa figura anacrónica… como que era algo que antiguamente se hacía y ya no tiene cabida ni en la ciudad ni en los entornos contemporáneos ni en la economía con la forma que hoy día tiene. Pero la verdad es que tiene mucho que decir, de hecho es el mismo cooperativizado ha ido ocupando también todos estos espacios.. Yo creo que es un punto interesante conocer, por ejemplo, que la cooperativa no solamente es una figura, como les comentaba, que tiene la figura de economía local sino que también es una figura que es posible pensar en escalas más grande y ahí por ejemplo está todo el desarrollo de lo que se llama el cooperativismo de plataforma, que es un movimiento cooperativo muy interesante, que se da en el seno de todos estos negocios que están pensados en estos entornos digitales, por ejemplo. 

Hoy día, donde vemos una economía que cada vez precariza más el trabajo; donde hay muchos modelos económicos; donde existe un modelo detrás de una app que precariza totalmente a la persona; donde tú, en el fondo, pones todo y la app te organiza la demanda, por así decirlo, y ese es tu trabajo. El cooperativismo de plataforma tiene mucho en este tipo de negocios que están mas ligados a la innovación. Yo creo que, de todas maneras, es un modelo a explorar. 

Un punto interesante también es conocer cooperativas. Yo creo que, de verdad, el cooperativismo ofrece algo que no ofrece ninguna otra figura y es como: ‘¿quieres conocer una cooperativa?, ve a una cooperativa de ahorro y crédito, conoce una cooperativa de vivienda también…’. Nosotros nos podemos cooperativizar desde todo, desde ser parte de una cooperativa de consumo o conocerla, desde estar afiliado a una cooperativa de ahorro y crédito o una cooperativa de vivienda, hasta pensar ya cooperativas a otra escala, como cooperativas de trabajo o servicio. La verdad es que es realmente un mundo. 

Hay cooperativas en temas muy cotidianos, donde las personas encuentran solución, finalmente, cooperando con el otro, en temas tan básicos y esenciales del vivir en comunidad…

Creo que tú lo que comentas es un punto clave, que tiene que ver, en el fondo, con el asociarse con el otro, con el colaborar, y creo que este es el primero es el punto clave,  porque finalmente las cooperativas se definen como organizaciones de ayuda mutua. Entonces, ya desde el inicio es una mirada súper bonita, porque, en el fondo, es cómo enfrentamos problemas comunes. Yo creo que si nos referimos a uno de los beneficios del cooperativismo, cierto, se habla mucho respecto a que es una forma de emprender mucho mas resiliente, cierto, se habla de esta posibilidad de, entre muchos, poder acceder a capital, a mejores servicios. 

Pero creo que también hay otro punto que es muy importante y que tiene que ver con un tema tal vez más de encontrar, más de aprender también, a trabajar y a plantearse la vida de una manera colectiva. Yo creo que hoy día estamos hablando de un momento histórico, de un momento en el cual estamos atravesando una pandemia y nos hemos dado cuenta de que de verdad nos necesitamos los unes a los otres. Creo también que el cooperativismo, desde esa perspectiva, nos enseña a trabajar con el otro, con la otra y yo creo que ahí también hay una enseñanza súper potentente, porque, de verdad, creo que la salida es colectiva. La salida a lo que venga, a lo que estamos, va a ser una salida colectiva.  

Desde esa perspectiva, creo que, de verdad, a veces uno se ahoga en sus problemas, pero creo que si uno los mira y ve que hay muchas más personas que tienen los mismos problemas y que si nos juntamos y de verdad podemos conversarlo, podemos encontrar espacio que nos contenga… Hoy día siento que hay un nuevo sentido en torno a cómo construimos comunidad… ¿por qué no construir comunidades desde lo económico también? la economía también es un ámbito en el cual nosotras y nosotros nos desenvolvemos. La economía no es un tema de expertos, la economía es un tema cotidiano. Entonces, está súper bueno también pensarnos y pensar nuestras economías, cómo queremos enfrentarlas o cómo queremos abordar nuestras economías. 

Estoy de acuerdo con todo lo que dices… me quedé con esa palabra de que, finalmente, se busca enseñar. El cooperativismo busca enseñar cómo poder trabajar junto a otros o colaborar o, de alguna manera, salir de la burbuja del individualismo, de la cultura del individualismo. El cooperativismo enseña a trabajar juntos… Caro, y en esa línea, cuéntame de experiencias de cooperativa que te han inspirado. El cooperativismo es un modelo muy inspirador…

Sí, totalmente. A mi, personalmente, me parece que todas las cooperativas que uno conoce que tienen muchos años son realmente reservas de conocimiento que no se enseña en los libros. Tiene que ver con esto que te comentaba de la práctica de lo colectivo, Yo creo que desde esta perspectiva hay muchas cooperativas muy interesantes… Hemos tenido la suerte de conocer, específicamente hay una que la conocimos el año pasado y en este momento estamos haciendo un curso de sostenibilidad de las organizaciones culturales en la región de los Ríos y en el marco de este curso es que tenemos varias conferencias. En una de ellas tenemos invitada a esta cooperativa, a propósito de la temática de género, y es que es una cooperativa de la novena región que se llama Folil Araucanía, una cooperativa integrada sólo por mujeres artesanas. Yo de verdad quedé impactada con el trabajo de la cooperativa pero también con la dimensión humana que tiene. En el sentido de que cuando uno escucha sus conversaciones o su memoria, la historia de la cooperativa, uno ve cómo este grupo de mujeres, que comienza o se conocen en las ferias de artesanía, con el paso de los años logran formar esta cooperativa que hoy en día tiene un local en el Mall de Temuco, que además trabaja con algo que, en este caso, es la artesanía mapuche pero que trabajo con técnica ancestrales. 

Además hay un elemento tremendamente interesante en, también, creo yo, comprometernos con lo que hay detrás de lo que uno consume o compra. Allí, por ejemplo, en el caso de la artesanía, me encantó conocer esta cooperativa precisamente porque tiene que ver con el dignificar el trabajo. Muchas veces pasa con la artesanía que muchas veces es ‘muy caro’, que a veces compiten con artesanías importadas o queda muy poco y se va perdiendo algo que es más que una artesanía, es identidad, es memoria, hay ahí patrimonio, técnicas milenarias. 

Desde esa perspectiva, creo que cada uno de estos proyectos que logran además juntar todo estos elementos, son proyectos tremendamente potentes y yo creo que ellas también tienen mucha conciencia de qué es lo que hacen y hay mucha identidad también en su trabajo. Así que yo les invito a conocer esta cooperativa, están en Instagram y de verdad las cosas que producen esas manos son hermosas. 

Otras cooperativas dentro del sector cultural, que hay muchas también y creo que dentro de los últimos cinco años ha habido muchas más, creo que allí encontramos cooperativas además en todas las áreas. Tenemos cooperativas audiovisuales, Trashumante, por ejemplo, con quienes hemos trabajado dentro del teatro; dentro de lo que es editoriales, también, como la Furia del Libro; también en el área de patrimonio; en el área de diseño. Es un ejercicio también ir acercándonos… 

Hay otro espacio, además de la región Metropolitana, que es Valparaíso, que también hoy día tiene un núcleo súper grande también y  súper interesante de cooperativa, donde además las cooperativas se conocen entre sí. Yo hablo de cooperativas culturales, pero las cooperativas culturales no solo se relacionan con cooperativas culturales, las redes que tejen son cooperativas de distintas áreas. Ahí se va produciendo algo muy interesante que es este crecimiento mayor. Cooperativas que siempre están trabajando, por ejemplo, cooperativas que construyen y que se asocian. Son ejemplos súper interesantes que a veces son poco conocidos. 

Uno de los desafíos del del cooperativismo joven, del cooperativismo que está surgiendo hoy día en las ciudades, es también el darse a conocer, que las personas que los ven sepan que ‘ese negocio de allí’ o ese bazar que vende productos de diseño, es una cooperativa, que ese almacén es cooperativo. Creo que es súper importante la difusión, que se conozcan… Y que podamos también cooperativizarnos desde distintos lugares. Puede que yo no sea parte de una cooperativa de consumo o que la haya constituido, pero puedo comprar ahí. 

Totalmente de acuerdo, finalmente el cooperativismo es un movimiento social y debería abarcar todos los procesos del comportamiento humano. Cuéntanos más, Caro, del proceso de conformación de una cooperativa, porque puede ser muy interesante desde tu mirada de abogada. Yo creo que hay muchas personas que saben de cooperativismo pero lo ven lejano, como algo muy difícil de alcanzar, pero eso no es así, yo creo que es un mito. 

No, claro, totalmente. Creo que, en general, el proceso de cooperativa también tiene un elemento tremendamente interesante para quienes se están acercando. Uno, creo que es primordial que, como tu lo comentabas recién, la cooperativa es un movimiento, entonces si tu te quieres constituir como cooperativa, no estás solo en este mundo… muchas organizaciones cooperativas pueden ayudar en este proceso. Están también las federaciones de cooperativas, todo un movimiento abierto a la inclusión. Ese es el  primer punto importante. El segundo punto importante es saber que dentro del cooperativismo existe lo que se llama los valores y los principios, entonces tú siempre tienes un guía de navegación. Esa guía de navegación son tus principios frente a, que nos puede pasar, que nos constituimos como cooperativas y es como ¿cómo nos organizamos, cómo es esto de trabajar desde este lugar? y allí es donde están los principios, que, además, son muy interesantes. 

Yo aquí quiero rescatar uno que está relacionado con el armarse como cooperativa, que es el principio de autonomía. Dentro de este principio, un hito súper interesante de las cooperativas es que tú las haces a tu medida, creo que ese también es un elemento muy distinto de otros tipos y de otras figuras que hoy día puedes utilizar para poder constituir una empresa o una organización productiva. Es un punto crucial porque muchas veces tú ya, te constituyes, pero como que la figura nadie la entiende, es como “ah soy esto, pero no no sé qué significa eso”. En la cooperativa, en cambio, tú eres ese proceso de constitución, porque al tener todo este rasgo, la autonomía te permite también pensar cómo quieres ser, qué forma va a tener tu cooperativa. 

También un punto no menor es que dentro de este proceso de constitución de cooperativas siempre se habla también de lo que se llama el proceso precooperativo, que también es súper importante, porque el proceso precooperativo es, precisamente, la viabilidad de lo que tú estás armando. Por ejemplo, gran parte de las mipes, de las pequeñas y microempresas, que es más del 80% de las empresas que hay a nivel país, muchas de ellas no logran pasar la barrera de los dos años. Eso en el caso de las cooperativas, por ejemplo, que exista esta figura o esta etapa de lo precooperativo es, precisamente, para darle viabilidad a este emprendimiento colectivo o a esta empresa o desafío colectivo. 

En el fondo, en ese proceso lo que vamos hacer es ponernos de acuerdo, y ese ‘ponernos de acuerdo es en todo: en qué es lo que vamos a hacer, qué es lo que nos motiva, qué forma le queremos dar. Y cuando llega el momento de constituirse, hay ciertas preguntas que ya nos respondimos y, de alguna manera, como dice el dicho, no está la carreta antes de los bueyes, sino que vamos súper enfocados en hacia dónde queremos avanzar.

Luego la formalización que, en general, es un proceso también bastante simple. Como hoy dia también se pueden constituir varias de las otras figuras, básicamente, se necesita tener un acta de constitución como una asamblea que, en este caso, se llama junta general y que es, en definitiva, este momento donde nos juntamos y firmamos, ese es el inicio de la cooperativa. Ahí viene la publicación de nuestra acta en el diario oficial, la inscripción en la Cámara de Comercio y esos son los pasos que se necesitan para construir la cooperativa.

La constitución es un trámite que no encierra una gran complejidad y tiene muchos beneficios, porque creo que también frente a otras figuras, la cooperativa tiene beneficios tributarios que otras no tienen. Yo creo que ahí hay muchos alicientes también para pensar esta figura.

Creo que ese beneficio, el tributario, es bien importante, y muchas veces queda como oculto entre todos los beneficios. Nosotros en Peñalolén hemos trabajado mucho con agrupaciones de mujeres. Pero es verdad lo que dices tú, finalmente el trabajo previo es muy importante, porque en términos de trabajo de las confianzas, del compromiso, la identificación de los roles, es un trabajo muy largo que puede durar años. Entonces también antes de constituirse obviamente es súper importante que haya un trabajo de años de desarrollo del grupo 

Sí, totalmente. Quería también nombrar algo y que no se me fuera, porque muchas veces cuando uno habla de cooperativas, quien está conociendo ve la cooperativa como algo plano, pero en realidad, como les comentaba en un inicio, hay muchos tipos de cooperativas. Yo creo que hay un tipo de cooperativa, que es el que nosotras hemos estado trabajando más en estos últimos años, que de verdad es una tipo cooperativo muy interesante, que además es muy contingente, porque la cantidad de trabajadores independientes y que se autogestionan hoy día es enorme, y en este caso en la figura de la cooperativa de trabajo. 

La cooperativa de trabajo es un modelo de autogestión colectiva del trabajo que es la única figura legal que existe en Chile para poder proteger el trabajo de manera colectiva. De verdad es una figura tremendamente interesante, tiene muchos beneficios, muchísimos, y creo, además, que es de verdad una vía muy potente de poder explorar precisamente para poder proteger el trabajo y poder resguardar a los trabajadores y las trabajadoras en general, porque trabajar en la desprotección, fuera de todos los derechos laborales, de todo el marco de los derechos de seguridad social, es mas precarizante aún. 

Totalmente de acuerdo, porque al final, claro, el cooperativismo es un modelo que es muy atingente. Yo encuentro que eso es clave, porque uno piensa que es algo nuevo y no, tiene 187 años el cooperativismo en Chile. Pero finalmente es súper interesante la vuelta que ha dado, porque en los 70 creo que hubo un boom del cooperativismo, luego, por mucho tiempo, no hubo mucha historia del cooperativismo y ahora estamos como en un nuevo aire que también es interesante. Lo dijiste antes, es sobre estos jóvenes que vinimos a renacer con este modelo y también eso genera algo súper positivo encuentro, de incluir también a mas jóvenes en el tema y que vayan conociendo que el modelo tradicional de trabajar o hacer negocios no es el que podría beneficiarlos de manera mas atingente a los tiempos. Los tiempos nos piden juntarnos, nos pide colaborar y cooperar y también sobre todo lo que dices tú, porque hay muchos temas también de protección laboral, de generar mejores condiciones también de protección social para las personas que trabajan, entre muchas otras cosas. No se si quieres contar mas datos, mas tips, para seguir inspirando a las personas que te escuchan y leen. 

¿Cómo funciona en la práctica una cooperativa laboral del sector cultural, en particular la de trabajo?

En la práctica, una cooperativa del sector cultural funciona de maravilla, fantástico. Y esto básicamente porque en el sector cultural, es un sector donde quienes trabajamos en este sector lo que ponemos en valor no es precisamente el capital, sino que la gran mayoría de las personas que nos desenvolvemos en el sector cultural lo que ponemos en valor es nuestro trabajo, es la imaginación, es la creatividad, es lo que sabemos, es el oficio. 

Entonces, desde esa perspectiva, lo que se pone en valor, por lo tanto, al ser tu trabajo, hace que lo que uno invierte finalmente es tiempo y uno lo que ve en el sector y como les comentaba yo en un inicio, lo que nosotras vimos en el sector cultural era, en definitiva, un porcentaje muy grande de personas que se autogestionaban y que se consideraban a sí mismos trabajadores independientes. Entonces, dentro de ese esquema, era por qué no pensar, cierto, en la unión de estas personas y no solamente en la unión, sino que muchas veces también en la formalización del trabajo bajo este esquema de la cooperativa de trabajo, para poder generar un mejor espacio laboral. Muchas veces, por ejemplo, el tema de la precariedad está súper asociado a la informalidad. El sector cultural es un sector bastante informal. 

Por otro lado, también sabemos que la formalización requiere costos. Formalizarse por supuesto que implica costos que no tiene el trabajar de manera informal, sin embargo, en nuestra experiencia hay muchos elementos que son muy interesantes desde la perspectiva de cómo puede funcionar y cómo funciona en la práctica una cooperativa de trabajo en el sector cultural. Creo que es un elemento clave que tiene que ver con el tema de la seguridad social. Cuando tú estás en una cooperativa de trabajo, tú eres un trabajador/a y un empleador/a, cumples ambos roles dentro de la cooperativa. Entonces, todo lo que tú puedes generar, lo que genera la cooperativa y lo que, en definitiva, puede llegar a remunerarte a ti,  es una remuneración que se impone. Al imponerse, lo que permite es que tú tengas y puedas acceder a todo lo que es la cobertura social en general. 

Ahora, un punto interesante también dentro de este contexto es que, para el derecho en general, la ley de cooperativas establece que un trabajador, un socio o socia de una cooperativa de trabajo para todos los efectos legales es considerado un trabajador dependiente. Entonces eso, por ejemplo, pone a este socio o socia en un mejor pie que ser un trabajador independiente. Ahí hay un punto importante. 

Lo otro que nosotras hemos podido también ver, que les comentaba, es el tema de la Seguridad Social, por ejemplo, tener acceso a lo que es la atención a un accidente laboral, a una enfermedad profesional, cuestiones que son súper importantes en el sector cultural, porque es un sector de mucho riesgo. Cada disciplina tiene su propio riesgo, ni hablar de la danza, del teatro, hablar del circo, por ejemplo, todo lo que implica a veces tener un accidente o tener una tendinitis para un músico, por ejemplo, es estar meses a veces fuera, sin tener ninguna posibilidad de tener, por ejemplo, cobertura de salud que sea específica, que esté relacionada, en el fondo, si no que tienes que correr con todo de la lógica de lo particular. 

Por otro lado, también está todo el tema de los subsidios por incapacidad laboral, o sea poder tener una licencia. Son cuestiones que, de verdad, creo que cambian un poco esta mirada del trabajo y tiene que ver también con esta mirada dignificar el trabajo, de generar mejores condiciones y todo eso dentro del marco de lo colectivo. Creo que no sé si ahí respondo totalmente la pregunta, pero creo que un punto interesante como les decía es conocer… conocer cooperativas de trabajo, que hay muchas, y también está la Federación de cooperativas de trabajo, que es Trasol, acercarse, conocerla. También nosotras desde Tramadas, si quieren conocer, nos pueden escribir y toda la información, por supuesto, disponible para que puedan conocer esta figura en profundidad y también allí, por qué no, enamorarse, como nos pasa a nosotras. 

Continúa leyendo…